Desde el pasado 2 de mayo, se ha modificado el anexo cuarto del reglamento general de conductores, que regula todos los requerimientos de carácter psicofísicos que se han de cumplir para obtener y para renovar el permiso de conducir. Los principales cambios que se producen con esta nueva normativa, afectan a enfermedades del sistema cardiovascular, diabetes, a trastornos hematológicos y también a enfermedades oncológicas.

Esta modificación de la norma viene derivada de adaptar los requisitos exigidos al avance en el conocimiento de las diversas enfermedades, todas las novedades relacionadas con el tratamiento ya sea farmacológico o de carácter quirúrgico y la repercusión que estos elementos tiene sobre la calidad de vida y sobre las aptitudes para la conducción del paciente. Evidentemente los requisitos exigibles son mucho más exigentes para el grupo 2, que habilita para la conducción de camiones o autobuses, por ejemplo. A continuación mostramos una imagen, elaborada por la DGT, en la que se nos informa sobre estos cambios normativos.

 

Comparte este artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR